Si recientemente has adquirido una vivienda que necesita una reforma, o simplemente eres una de tantas personas que ya hace años que viven en su propio domicilio, tal vez te pueda interesar lo que te vamos a contar a continuación.

Como ya hemos mencionado en alguno de nuestros artículos, una parte muy importante de nuestro trabajo consiste en luchar contra las tan temidas humedades.

Y digo temidas, porque una vez que llegan, normalmente suele ser para quedarse. Pero claro, como con tantas otras cosas, existe la posibilidad de intentar solucionar el problema antes de que vaya a más, y en caso de que se trate de una situación muy deteriorada o simplemente nos encontremos con que no tenemos tejado, siempre se puede aplicar una solución acorde a cada situación.

arreglar humedades en Toledo

Debes poner solución rápido

Dejar que una humedad o filtración crezca, provocará otro tipos de problemas y la solución cada vez será más complicada y costosa.

Debemos comprender que todos los materiales que se emplean en una construcción tienen una vida útil.

Pero esta vida útil va a depender de muchos factores, como el clima, el mantenimiento, y en muchas ocasiones, la profesionalidad con la que el trabajo fue realizado, ya que todos estos factores determinarán cuanto tiempo podrán resistir los materiales en óptimas condiciones para que nuestras instalaciones permanezcan a su vez en buen estado.

De modo que si por ejemplo tenemos ante nosotros un tejado, o una terraza que está produciendo filtraciones, lo primero que deberemos hacer es localizar la zona afectada, para acto seguido realizar un saneamiento de toda esa zona, limpiando todo elemento estructural que pudiese afectar a la reparación que deseamos hacer, retirando tejas o baldosas, y eliminando adecuadamente todo resto de humedad o material en mal estado.

A continuación y siempre en función de cada caso, se procederá a aplicar el producto más apropiado para eliminar definitivamente todas las humedades y acto seguido, se cubrirá de nuevo con las tejas o las baldosas retiradas anteriormente (si están en buen estado y no se ha decidido cambiarlas por otras diferentes) o, de lo contrario, con un nuevo acabado.

En caso de necesitar hacer de nuevo un tejado, debemos tener en cuenta que si el estado del mismo está muy deteriorado o directamente no existe dicho tejado, la opción más interesante y económica es hacerlo nuevo desde cero.

Una reforma de este tipo, revalorizará tu vivienda, lo cual siempre resulta muy interesante a la vez que logrará eliminar un grave problema tanto para la vivienda, como para la salud de los propios inquilinos.

De modo que si estás sufriendo humedades, sean del tipo que sean, no dudes en contactar con nosotros para ver cuál es la mejor solución para tu caso. Estaremos encantados de poder ayudarte.